Contaminación del aire y salud de la comunidad

Obtenga información sobre los efectos de la contaminación del aire en la salud pública.

Las investigaciones científicas han demostrado el impacto negativo de la contaminación del aire en la salud. La contaminación del aire se ha relacionado con enfermedades o daños en los pulmones, en forma de asma, bronquitis o enfisema. También hay más evidencia de que la contaminación del aire contribuye a los ataques cardiacos, los derrames cerebrales, la diabetes y la demencia.

La relación entre la contaminación del aire y la salud pública se puede expresar en términos de:

Emisiones - Concentraciones - Exposición - Dosis - Efectos en la salud

Emisiones

En el Área de la Bahía, muchas fuentes distintas emiten una gran variedad de contaminantes del aire, como materia particulada, contaminantes tóxicos del aire y otras sustancias químicas que reaccionan en la atmósfera para formar ozono. Las fuentes de emisión incluyen fuentes fijas, como fábricas, refinerías, fundidoras y gasolineras, y fuentes móviles, como automóviles, camiones, trenes, embarcaciones marinas, y equipo de granja y de construcción.

Identificar las fuentes de las emisiones y crear estrategias para reducir las emisiones de contaminantes dañinos, o de sus precursores químicos, es el primer paso en desarrollar medidas para reducir la contaminación del aire y mejorar la calidad del aire. El Air District desarrolla inventarios de emisiones para caracterizar y cuantificar las emisiones de los contaminantes clave.

Concentraciones

Las concentraciones ambientales se refieren al nivel de contaminantes que se miden en el aire. La relación entre las emisiones y las concentraciones ambientales es compleja y depende de muchos factores, entre ellos las condiciones meteorológicas (la temperatura, la velocidad y la dirección del viento, y la mezcla vertical), la proporción de los contaminantes (por ejemplo, la proporción de gases orgánicos reactivos [reactive organic gases, ROG] a óxidos de nitrógeno [NOx], en el caso del ozono) y la topografía.

Algunos contaminantes como el ozono son de escala regional. Sin embargo, en el caso de la materia particulada y de los contaminantes tóxicos del aire, las concentraciones ambientales pueden variar mucho en una área geográfica pequeña.

El Air District utiliza su red de monitoreo del aire del ambiente para medir las concentraciones de contaminantes del aire y realiza modelos fotoquímicos para entender mejor la relación entre las emisiones y las concentraciones ambientales.

Exposición

La exposición se refiere a la cantidad de contaminación a la que se expone determinada persona o comunidad, y la frecuencia y duración de dicha exposición.

Desde la perspectiva de la salud pública, el problema clave no es cuánta contaminación hay en el aire, sino cuántas personas están expuestas a ella. La exposición individual a la contaminación del aire varía mucho en función de dónde viven, trabajan y juegan las personas. La exposición total de la población es mayor en las áreas urbanas debido a un densidad de población mayor.

Dosis

La dosis se refiere a la cantidad real de contaminación que ingresa al cuerpo de una persona. La dosis de un nivel de exposición determinado varía en cada persona dependiendo de la edad, la actividad y la proporción metabólica.

Por ejemplo, cuando las personas están haciendo ejercicio, en especial los niños, reciben dosis más altas a partir de una cantidad de exposición determinada porque respiran con más profundidad y rapidez. Los patrones de actividad y el estilo de vida, como cuánto tiempo están afuera las personas o cuánto tiempo pasan conduciendo en carreteras concurridas, varía entre una persona y otra. 

Efectos en la salud

La contaminación del aire puede provocar o contribuir a un gran rango de efectos en la salud y enfermedades, dependiendo de la exposición individual y de la tolerancia a la contaminación del aire. Así como la exposición individual varía, también varía la capacidad de nuestros cuerpos de tolerar la exposición a los contaminantes.

Al Air District le interesa en especial reducir la exposición de la población para las personas que son más vulnerables a la contaminación del aire, entre ellas los niños, las mujeres embarazadas, las personas de la tercera edad y las personas con afecciones cardiovasculares o respiratorias existentes.

Las comunidades con ingresos bajos y predominantemente minoritarias también son particularmente vulnerables a los efectos de la contaminación del aire, debido a un acceso limitado a la atención médica y a factores estresantes sociales, económicos y ambientales, que aumentan las vulnerabilidades de la salud.

Spare the Air Status

Last Updated: 02/06/2020